Entradas

Mostrando las entradas de mayo 8, 2011

DIA INTERNACIONAL DE LA COMPASIÓN: PATCH ADAMS

Imagen
Un hombre de edad avanzada, recluido en el hospital y que fue considerado genio de las finanzas, rompe su vaso de plástico, el cual el protagonista repara. Debido a esta situación queda con el nombre de Parche( = Patch). El anciano, en agradecimiento, le regala una experiencia. Le invita a mirar cuatro dedos de su mano, y le pregunta cuantos dedos ve.













Parche responde que cuatro. El sabio compañero le dice que esta mal a querer encontrar la solución al problema en su sola observación. Le sugiere ver mas allá de los cuatro dedos; entonces Parche logra ver ocho dedos. En ese momento su amigo le dice que la respuesta es buena: que para entender o solucionar un problema hay que mirar mas allá de él. A partir de esta metáfora visual y con todo el poderío de la comunión de las intuiciones de ambos. Parche aprende que las soluciones no hay que buscarlas en los propios problemas, sino en un nuevo marco de referencia.





Esto nos enseña Tom Shadyac, quien nos muestra uno de los pasajes mas importan…

INSOLENTE MODERNO: Charles Baudelaire

Imagen
En el año 1845, en París, emerge a la superficie un crítico excepcional, un esteta enamorado de las formas, de los colores, de la carne, de la belleza, pues. Tiene 24 años y acaba de publicar una obra de crítica de arte, Le Salon de 1845, que sorprende a muchos por su lucidez. La irrupción de un genio abre, aparentemente, las puertas de la imprenta. Apenas el siguiente año, 1846, debuta como crítico literario en la revista Corsaire-Satan, donde le da con todo, y así crea escuela, a un libro de su amigo Louis Ménard. El joven autor del vapuleo se llama, sí, Charles Baudelaire (París, 1821-1867).
La mirada del joven poeta, que ya pasea habitualmente su indumentaria de dandy por calles y bulevares de París, avizora los escombros de los inspirados hijos del romanticismo. Animal moderno, abandona la cabaña del anacoreta, del loco hechizado, para salir a registrar las distintas temperaturas de la urbe, de los monstruos que habitan la ciudad. En el París turbulento de 1848, ¿de qué lado se co…

Escritura en movimiento

Imagen
El Malpensante traduce y publica un ensayo autobiográfico de la escritora norteamericana Joyce Carol Oates en el que expone y desentraña los vínculos entre dos actividades o ejercicios que se complementan perfectamente y que para ella no pueden desvincularse: correr y escribir. Aunque siempre se les recuerde meditabundos y atados a una silla y su escritorio, los escritores aman el movimiento, la libertad, el viaje, la imaginación que se desplaza (hay que decir que están un poco locos). "Durante los días en que no puedo correr, no me siento “yo misma”, y quien quiera que “yo” me sienta en esas ocasiones, me gusta mucho menos que la otra. Entonces la escritura permanece enmarañada en interminables revisiones" dice Oates. Sobre el caminar expresa Hazlitt: “El alma de una caminata es la libertad, la libertad perfecta de pensar, sentir y hacer exactamente lo que uno quiera”. Kant caminaba todos los días rumbo a su trabajo de profesor y de regreso a casa. John Stuart Mill paseaba …