Entradas

Mostrando las entradas de junio 12, 2016

17 de Junio. 200 años del fallecimiento de Martín Miguel de Güemes

Imagen
El coraje, virtud excelsa cultivada por los hijos dignos de cada pueblo, ha fructificado de las más diversas formas en todo el devenir de la historia de la humanidad. Recordemos a Leónidas, con sus espartanos, cerrando el paso a fuerzas casi incontables, sin ceder un centímetro tan solo, y combatiendo a la sombra de las flechas enemigas. Recordemos a los iberos, resistiendo en Numancia, a las poderosas legiones, prefiriendo antes la muerte que la esclavitud ignominiosa. Pero, no debemos olvidar, a los grandes hombres que conformaron el muro más formidable, enclavado en las frías soledades del norte, allá donde termina la planicie e inician las montañas. Nunca debemos olvidar que la libertad fue posible, gracias al sacrificio de esos que hicieron de Salta, de Jujuy, verdaderos infiernos, paramos impenetrables, a las fuerzas que seguían los estandartes del despotismo... Ese muro glorioso estaba hecho con los pechos de nuestros gauchos, ese infierno ardía intensamente porque lo alimenta…

14 de Junio de 2016 - Aniversario del fallecimiento de JORGE LUIS BORGES

Imagen
Adolfo Bioy Casares: "Borges" [12 de mayo de 1986] Borges llamó para despedirse
Lunes, 12 de mayo. Hoy hablé con Borges, que está en Ginebra. A eso de las nueve, cuando íbamos a tomar el desayuno, llamó el teléfono. Silvina atendió. Pronto comprendí que hablaba con María Kodama. Silvina le preguntó cuándo volvían; María no contestó a esa pregunta. Silvina habló también con Borges y volvió a preguntar: «¿Cuándo vuelven?» Me dio el teléfono y hablé con María. Le comuniqué noticias de poca importancia sobre derechos de autor (una cortesía, para no hablar de temas patéticos). Me dijo que Borges no estaba muy bien, que oía mal y que le hablara en voz alta. Apareció la voz de Borges y le pregunté cómo estaba. «Regular, nomás», respondió. «Estoy deseando verte», le dije. Con una voz extraña, me contestó: «No voy a volver nunca más». La comunicación se cortó. Silvina me dijo: «Estaba llorando». Creo que sí. Creo que llamó para despedirse.




Los pasos de Borges en Tres Arroyos (nota 2)

Imagen
A continuación, transcribimos la segunda parte de la nota escrita por la prof. Stella Maris Gil en el periódico local La Voz del Pueblo del domingo 4 de abril de 1999.




En aquel 1976, tan fatídico, al día siguiente de los brindis del primero de año, arribó a nuestra ciudad, por segunda vez, Jorge Luis Borges. El estaba en una época de contraste, entre brillo y dolor. El año anterior, tras dramática agonía, había muerto su madre a los 90 años. Todos sabemos el estrecho vínculo que existió entre ambos. La gloria, una más, la vivió en 1979 cuando le otorgaron el Premio Cervantes (máxima distinción de la lengua española).
¿COMO FUE? Todo es imbrincado, hasta en una visita, sobretodo si se trata de Borges.  Por qué ¿dónde está el comienzo? ¿En el entusiasmo de un grupo de jóvenes por satisfacer sus inquietudes literarias? ¿En la motivación provocada por una profesora de literatura que introdujo a sus alumnos en el universo borgeano? ¿En la necesidad de cubrir espacios dejados por institucion…

Los pasos de Borges en Tres Arroyos (nota 1)

Imagen
A continuación, transcribimos una nota escrita por la prof. Stella Maris Gil en el periódico local La Voz del Pueblo del domingo 21 de marzo de 1999.








Borges caminó algunas calles tresarroyenses. Lenta y melancólicamente iba escuchando la descripción que le hacían de los lugares. ¿quedarían en él nuestros sonidos?



Me apasiona Borges. A pesar de ello, hubo tiempo que rechazaba sus declaraciones, ciertas ironías.
Hoy, me doy cuenta, que dentro del gran contexto de su obra, su pensamiento está más allá de todas las chicanas domésticas, a las que muchas veces sometemos a los grandes, para confundirlos con nuestra mediocridad.
Pero Borges zafó de ello con una poderosa luz propia.

100 AÑOS...
Cumpliría este año su centenario. Un siglo de su trascendental ocurrencia. Dejarse nacer y quedarse a respirar, para gozo de sus admiradores.
Si viviera, tal vez en el momento del brindis, diría "... He olvidado los hombres que antes fui; sigo el odiado camino de monótonas paredes que es mi destino. …