14.6.16

Los pasos de Borges en Tres Arroyos (nota 1)

A continuación, transcribimos una nota escrita por la prof. Stella Maris Gil en el periódico local La Voz del Pueblo del domingo 21 de marzo de 1999.








Borges caminó algunas calles tresarroyenses. Lenta y melancólicamente iba escuchando la descripción que le hacían de los lugares. ¿quedarían en él nuestros sonidos?



Me apasiona Borges. A pesar de ello, hubo tiempo que rechazaba sus declaraciones, ciertas ironías.
Hoy, me doy cuenta, que dentro del gran contexto de su obra, su pensamiento está más allá de todas las chicanas domésticas, a las que muchas veces sometemos a los grandes, para confundirlos con nuestra mediocridad.
Pero Borges zafó de ello con una poderosa luz propia.

100 AÑOS...
Cumpliría este año su centenario. Un siglo de su trascendental ocurrencia. Dejarse nacer y quedarse a respirar, para gozo de sus admiradores.
Si viviera, tal vez en el momento del brindis, diría "... He olvidado los hombres que antes fui; sigo el odiado camino de monótonas paredes que es mi destino. Rectas galerías que se curvan en círculos secretos al cabo de los años. Parapetos que ha agrietado la usura de los días" (de "Elogio de la sombra", 1969)
El laberinto, el símbolo borgeano por excelencia saldría a relucir.
A modo de celebración, haré memoria de sus estadías en Tres Arroyos, en 1970 y en 1976.

PRIMERA VISITA
Borges llegó a nuestra ciudad el miércoles 29 de Julio de 1970, invitado por el Club de Lectores.
Año especial para él. Se publicó "El informe de Brodie". En lo personal, hace crisis su primer matrimonio con Elsa Astete Millán con quien se había casado en 1967 y vuelve a vivir con su madre. Se lo recibió con todos los honores y la Municipalidad dictó un decreto declarándolo huésped oficial "teniendo en cuenta que su visita distingue a nuestra ciudad por el honor que su presencia en ella significa"
El evento se desarrollo en el salón de actos de la Biblioteca Sarmiento, a las 20 horas "ante un crecida cantidad de público" (LA VOZ DEL PUEBLO 30 VII 1970) y fue presentado por el escritor Gustavo García Saraví, que era asesor del Club.
En la fachada del edificio, se habían instalado parlantes que difundían su voz por los aledaños y permitían a los concurrentes que no pudieron entrar, no perder detalles de su charla.

ALMAFUERTE
El tema de la conferencia fue "la vida del angustiado, terrible y tierno Pedro Bonficacio Palacios".
Borges dijo de él entre otras cosas: que "desarrolló una extraña vida plena de lucha y sufrimiento, recorriendo la provincia, creando escuelas, en las que se hospedaba a los niños pobres y les enseñaba..."
"lo primero que hacía Palacios cada vez que habilitaba un edificio parra tal fin, era arrancar el llamador y tirar la llave de la puerta, como demostración que estaba abierta a todo el que se acercara..."
Su voz monocorde, como si hablara para sí mismo se llenó de énfasis -dice la crónica- en su observación final, cuando lo define como un místico sin Dios que "no quiso ser como los que aman a Dios por temor al castigo sino por el mismo amor. Muere entero, no deja discípulos, ni siquiera una recta, aunque sea heréctica. Fue el poeta más original que ha producido la patria argentina ..."

LA MAGIA CONCLUYO
Terminada su exposición, los aplausos se escucharon fuertes y agradecidos por parte del "rumoroso auditorio, heterogéneo y entusiasta" ... "Una clase magistral que será recordada sin duda por mucho tiempo, en los anales culturales de este medio".
Evelyn Liébana de Doglioli, miembro del Club de Lectores cuenta que "llegó al aeroclub, en uno de esos aviones pequeños de época. Descendió acompañado de Norma di Giovanni, una ítalo-norteamericana que hacía las traducciones del escritor al inglés". El viaje tuvo sus inconvenientes, pues una de las puertas se abrió. Por eso al descender y saludarlo Gustavo Saraví dijo:
-"Gustavo, además hace leguas que estoy muerto."
Era dice Doglioli "la última frase del Soldado de la Independencia de García Saraví, pero se lo dijo en los dos sentidos: porque no le había pasado nada en el avión y además recordando la poesía".
Siempre tenía una ironía. Recuerda Doglioli, que ante un comentario de Norman sobre actitudes de su esposa se entabló este diálogo:
-"Cómo no se va a separar, si la señora le compra zapatos de 2da. mano"
y Georgi, muy apoyado en su bastón contestó:
-"En ese caso Di Giovanni será de segundo pie."

ALGO MAS
Esta visita hoy toma una importancia histórica. Un amigo historiador, a sabiendas, de mi interés por Borges me alertó sobre un artículo del diario Clarín de fecha miércoles 22 de julio de 1988, que me sirvió para completar algún momento más de las actividades del escritor en nuestra ciudad.
En su habitación del Parque Hotel, terminó de dictar en inglés, a Norman Thomas di Giovanni, su autobiografía que según  asegura el diario citado, estará en las librerías este año.
Dice textualmente Clarín: "Borges terminó de dictarla el 29 de Julio en un cuarto de hotel de Tres Arroyos".
La última frase es: "Lo que quiero ahora es paz, la alegría de pensar y la de la amistad y, aunque puede ser muy ambicioso, la sensación de amar y ser amado".

No hay comentarios.:

Tres Arroyos en blanco y negro

UTILIZA TODOS...

Mas referencias y contactos... Bienvenidos!

Gadget

Este contenido todavía no está disponible para mostrarse a través de conexiones encriptadas.