12.11.07

I Ching, el libro de las mutaciones

El I Ching es un libro milenario chino, de predicción y consejo. Se formula una pregunta, y se tiran tres monedas especiales (o tan solo idénticas entre ellas), ésto se repite 6 veces, al cabo de las cuales, se forma un dibujo, que nos lleva a una tabla, con la lista de los llamados Hexagramas. Éstos, nos dan la respuesta que puede ser interpretada como un camino, una alternativa ante el problema o situación que se consulta. Más información sobre la interpretación de los Hexagramas, aquí.




I Ching, que significa "Libro clásico de los Cambios", fue escrito, al parecer, durante los siglos XII y XI a. de C. Se desconoce su autor. Consta de seis caracteres que, combinados, ofrecen explicaciones simbólicas distintas cuya interpretación se usa para tomar decisiones y orientarse en la vida, tanto la interior como la relativa a los actos en el mundo. Fue altamente apreciado, entre otros muchísimos, por Confucio o C. G. Jung, el gran sicólogo suizo que le consagrara 30 años de estudio, y que escribe el prólogo de esta edición. El libro se divide en dos partes, la una como libro oracular y la otra como libro sapiencial. Dos interpretaciones y utilizaciones del mismo texto.

Anotaciones:RICHARD WILHELM (1873-1930), el erudito sinólogo más importante de las primera mitad del siglo XX, trabó conocimiento con la milenaria sabiduría china al ejercer como pastor misionero luterano en ese legendario país. Wilhelm tardó más de diez años en traducir al alemán el I Ching, antiquísimo tratado de sabiduría oracular. Esta versión de Wilhelm, su primer traductor a una lengua occidental, y esta traducción del aleman al español por Vogelmann, es considerada como la más completa y la mejor intrepretación del I Ching.


Jorge Luis Borges, muy amigo de las consultas al azar del I Ching, le dedicó el siguiente poema:


PARA UNA VERSIÓN DEL I KING
El porvenir es tan irrevocable
como el rígido ayer.
No hay una cosa que no sea una letra silenciosa
de la eterna escritura indescifrable
cuyo libro es el tiempo.
Quien se aleja de su casa ya ha vuelto.
Nuestra vida es la senda futura y recorrida.
El rigor ha tejido la madeja.
No te arredres. La ergástula es oscura,
la firme trama de incesante hierro,
pero en algún recodo de tu encierro
puede haber una luz, una hendidura.
El camino es fatal como la flecha.
Pero en las grietas, está Dios que acecha.
Consulta algunas versiones de éste libro en la Cacuri!

No hay comentarios.:

Tres Arroyos en blanco y negro

UTILIZA TODOS...

Mas referencias y contactos... Bienvenidos!

Gadget

Este contenido todavía no está disponible para mostrarse a través de conexiones encriptadas.