17.11.08

Redes sociales: Mitos y realidades

En junio de 2008, 132 millones de usuarios registrados en Facebook hablan de un éxito sin precedentes del fenómeno conocido como networking.
Ese número representa el 15% de los usuarios de Internet (unos 850 millones); el doble de la cantidad de usuarios de Internet en América Latina (unos 62 millones); el triple de usuarios que hace 11 meses (unos 43 millones).
Se estima que Facebook creció más del 1.000% en un año, de junio de 2007 a 2008, pasando de un millón de usuarios a 12 millones aproximadamente en América Latina; teniendo Chile (3,3 millones), Colombia (3,1 millones) y México (1,3 millones) la mayor cantidad de usuarios. Estas cifras hacen de Facebook una de las redes sociales más populares de la región, junto con MySpace, Hi5, Fotolog y Orkut , el más utilizado en Brasil.
Lo que sí tiene precedentes es que los jóvenes sean los que más cómodos se sienten utilizando nuevas tecnologías, como lo son las redes sociales o el fenómeno denominado Web 2.0.
Una red social es un conjunto de usuarios relacionados a través de una plataforma en común, mediante la cual mantienen relaciones de forma virtual, que pueden desencadenar relaciones en el mundo físico. Al arte de crear contactos para luego establecer relaciones con ellos recibe el nombre de networking.
Cada uno de los participantes de estas redes debe aceptar las condiciones de uso y participación de la plataforma sobre la que se encuentre y se compromete a brindar la información necesaria para relacionarse con otros miembros. Lo que muchas veces se omite o se ignora es que esa información, que debería ser privada o confidencial, puede representar un riesgo para el usuario, si es obtenida por delincuentes o personas con malas intenciones.
Actualmente, el éxito de Facebook y de la mayoría de las redes sociales, se da entre los adolescentes y los jóvenes y por lo tanto no debe pasarse por alto que dentro de estos grupos también se encuentran incluidos los menores de edad, de 13 a 17 años.
Si bien las redes sociales mencionan que los menores deberían crear sus perfiles con autorización de sus padres: ¿Cuántas de estas condiciones se cumple? ¿Saben realmente los mayores con quién se contacta un menor en una red social? ¿Es posible que un menor establezca contacto con desconocidos? · ¿Es posible que cada persona desconozca los contactos que agrega a su perfil? ¿Es posible ser "anónimo" en una red social y engañar a otros usuarios? ¿Cuánto se conoce de los contactos agregados? Una persona elegida al azar ¿aceptaría un contacto de un desconocido?
Para contestar algunas de estas preguntas Segu-Info, uno de los sitios de Seguridad de la Información más reconocidos de Latinoamérica, realizó un estudio en donde el objetivo fue establecer contacto con personas elegidas aleatoriamente, verificando quién acepta dicho contacto, sin verificar la información del desconocido previamente.
El estudio consiste en evaluar el grado de confianza de los usuarios de una red social invitándolos a agregar a un contacto desconocido, sin foto y con un nombre claramente ficticio.
Se tomó Facebook por ser una red ampliamente conocida y difundida en Latinoamérica en lenguaje español, pero este estudio pudo haberse realizado en cualquier otra red social actual. El perfil creado como prueba y, sólo para este estudio, corresponde a un varón nacido el primero de enero, sin informar el año, sobre el que no se incluye otra información en su perfil:
Crear este tipo de perfiles falsos y sin información adicional es sencillo en cualquier aplicación actual de Internet ya que los datos brindados no son verificados posteriormente. Aquí puede verse cómo se crea el perfil falso:
A continuación, Facebook pide confirmación sobre la veracidad de los datos, con lo cual debe afirmarse que la información brindada "es legítima":
Debido a lo sencillo del proceso, actualmente en la red pueden encontrarse, por ejemplo, perfiles falsos de cualquier famoso, sin que el mismo tenga conocimiento de este avatar virtual.
Para este estudio se seleccionó a 100 mujeres usuarias de FaceBook de entre 13 y 30 años (aproximadamente), invitando a cada una de ellas a hacer contacto con el desconocido mencionado. En una primera etapa fueron invitadas a unirse al perfil del desconocido 5 mujeres latinoamericanas. En la siguiente imagen podemos ver lo sencillo que es establecer contacto con una persona, simplemente solicitándole que agregue el perfil del desconocido:
Ante esta solicitud, la persona invitada recibirá un correo con la opción de aceptar la invitación. Por supuesto, la persona podría elegir ignorar el correo o solicitar más información al desconocido.
En esta etapa se obtuvieron los siguientes resultados: sólo una de las personas ignoró la invitación; una preguntó por la identidad del anónimo, pero no serespondió la pregunta; las tres restantes aceptaron, la invitación sin solicitar información adicional.
La segunda etapa consistió en invitar a mujeres que fueran contacto de las tres primeras, que ya habían aceptado. Lo que puede observarse aquí es que la confianza aumenta ya que tener un contacto conocido hace que la demás personas confíen instintivamente en la invitación del desconocido.
A partir de aquí, las etapas siguientes fueron similares a la anterior, llegando de esta manera al envío de un total de 100 invitaciones de las cuales fueron aceptadas 47 (47% de aceptación): En ningún momento se entabló contacto (correo, chat o similares) con las usuarias invitadas y no se respondieron mensajes de ningún tipo.
Cabe destacar que un porcentaje de los contactos seleccionados corresponden a mujeres menores , cuya edad se encuentra entre los 13 y los 17 años, lo cual está permitido por Facebook y muchas otras redes sociales en su Política de Privacidad y Condiciones de uso como puede verse en las siguientes imágenes:
No se puede establecer con precisión la cantidad de personas mayores y menores de edad debido a que algunas de ellas no publican en su perfil su año denacimiento.
A partir del momento en que una persona acepta al contacto desconocido, éste es agregado a la red de amigos y podrá consultar el perfil del usuario.
La cantidad de información visualizada en el perfil de cada usuario dependerá del nivel de privacidad establecido por el mismo dentro de cada red social. Si el usuario no configura adecuadamente su perfil podría brindar información privada sin desearlo o sin saberlo:
El objetivo del estudio no es poner en tela de juicio la forma en que las redes sociales administran la privacidad de sus usuarios, sino demostrar que si una herramienta es utilizada en forma incorrecta, la misma puede ser empleada para poder perjudicar a otros u obtener información adicional .
A continuación se muestra un perfil de una de las personas que aceptó la invitación del desconocido. Como puede verse, pertenece a una menor de edad que brinda información sobre su fecha de nacimiento, sus intereses, su correo electrónico, su sitio web personal (un blog con fotos) y su teléfono móvil:
Esta información puede ser una fuente invaluable para personas con malas intenciones ya que brindan un canal de comunicación adecuada para llegar al menor, sin mayores esfuerzos. Ahora, sólo hay un paso para salir del "mundo virtual" y establecer un contacto físico con la persona en el "mundo real".

Conclusiones:


Las redes sociales son un medio de comunicación invaluable que crecen cada día y cuyos límites aún son desconocidos pero, la cantidad de información manipulada por cada una de estas redes podría ser utilizada de forma malintencionada.
Este informe demuestra lo sencillo que es establecer contacto con cualquier tipo de persona, siendo un desconocido y sin brindar ningún tipo de información adicional, más que un pedido expreso a la persona que se desee contactar.
El fenómeno social de medir la "fama personal" por la cantidad de contactos o comentarios en un sitio web, establecer una relación virtual con cualquier persona a cualquier precio y competir por la cantidad de contactos sin duda tiene un precio: nuestra privacidad, intimidad y seguridad personal.
Es responsabilidad de todos decidir si estamos dispuestos a pagar ese alto precio. Si un desconocido te solicita información personal en la calle, ¿se la entregas?... entonces tampoco lo hagas en la red. No hables con extraños.


Y, recuerda: lo que ingresa a Internet jamás sale.

Lic. Cristian F. Borghello





No hay comentarios.:

Tres Arroyos en blanco y negro

UTILIZA TODOS...

Mas referencias y contactos... Bienvenidos!

Gadget

Este contenido todavía no está disponible para mostrarse a través de conexiones encriptadas.