2.12.09

LOOPOESIA: Jordi Corominas i Julian (Directo desde Barcelona)

Conocí a Jordi a través de la red Facebook. A primera vista, era un hombre con versos incomprensibles, a medida que profundicé y atendí su tarea, me interesó compartirla y difundirla a través de nuestro sitio, por creativa, vanguardista, trabajada, y deliciosa. Su creación la LOOPOESÍA, que bien explica en el video, es un fenómeno digno de contemplar, y si pudiéramos, ser parte tambien.










Jordi Corominas i Julián (Barcelona, 1979) es poeta, escritor y editor. Ha publicado dos novelas en catalán: Una dona que sap jugar amb els peus y Colors, ambas en Abadía editors; una biografía histórica en italiano, Macrina lamadre (Milán,2005 Jacabook); y acaba de coeditar la antología Matar en Barcelona (Alpha Decay, 2009). Como poeta publicará en 2010 su poemario Paseos simultáneos (Vitrubio) y tiene pendiente de publicación dos poemarios. Dirige junto a Neill Higgins el show perfopoético Loopoesia, expresión performática de su voluntad experimentadora. Es editor de panfletocalidoscopio.com y Bcn Week, además de colaborar en varias revistas de ámbito nacional e internacional.











Loopoesia nace a partir de una idea de Jordi, empeñado en musicalizar sus suites poéticas, composiciones enlazadas que se prestaban a ser acompañadas de melodía. Corominas se puso en contacto con Neill Higgins y ambos se pusieron manos a la obra para grabar los poemas y encajarlos con la composición musical. En el escenario vemos un hombre enmascarado con un traje sesentero y un tigre encorbatado vestido de negro. Les acompañan imágenes icónicas de varios personajes y dos piernas, una de ellas con un tridente. En sus primeros shows mostraron solamente la que ahora es la última parte del espectáculo. Su duración es de 40 minutos y se divide en tres partes. En la primera de ellas, la balada del delineante ( http://www.calidoscopio.net/2009/03Marzo/Letras21.html) empieza el espectáculo y los dos performers armonizan, mientras el anónimo mezcla la música con las poesías y Jean Martin du Bruit escribe poesía automática en un blog; finalizado este trecho se inicia el interludio, donde prosiguen las constantes del show junto al baile de Bettina Diamond, artífice del delirio compositivo con riffs de guitarra, música psicodélica, Jean Martin cantando, sinfonías,etc…la tocata y fuga de Bach sirve de pistoletazo de salida para las Nocheviejas del Patriarca (http://www.calidoscopio.net/2008/06Julio-Agosto/Cine11.html), final donde se intensifican las imprecaciones a Carmen (la poesía) e Isabel la Católica y se decapita a la desagradable muñeca fascista que acompaña a los héroes loopoéticos.














Un hombre enmascarado vestido con traje morado y una camisa rosa irrumpiría en el escenario lanzando osos de goma al público. La loopoesía empezaría a sonar y entonces el misterioso personaje iniciaría un proceso de poesía automática, a lo Bob Dylan en Subterranean homesick blues pero escribiéndolo en el acto, que duraría los quince minutos del show. Asimismo estaría acompañado en el palco escénico por una persona que crearía y mezclaría loops al tiempo que modificaría el sonido a través de efectos. Este personaje también iría ataviado con una máscara. Lady Di y Audrey Hepburn formarían parte del proyecto en la espalda de los dos protagonistas, símbolo de protesta ante lo homologado y la banalidad de los símbolos contemporáneos. Todo esto, que a veces las cosas se olvidan, mientras Las nocheviejas del patriarca suenan con los loops del maestro Higgins.
El condicional dio paso al presente. Corominas me dejó ser el poeta automático enmascarado enloquecido contra el público. Los osos de goma cayero
n al suelo ante el estupor colectivo. Grité Carmen, la poesía, mil veces. De mi rotulador salieron incongruencias que cobraron sentido cuando leí la libreta después que se apagaran las luces y la foto de Audrey Hepburn, que señalé como los futbolistas con su dorsal, acabara en el retrete. Me acompañó en la labor musical el anónimo toledano, quien alzaba los brazos cuando me exaltaba y animaba al respetable con sus invenciones. Al final de nuestro número decapité a Mariquita Pérez para mostrar que queremos romper con lo anquilosado y crear. Es difícil explicar Loopoesía sin verlo, pero para definirlo con precisión puedo decir que me siento orgulloso de formar parte de un proyecto experimental ansioso por aportar vanguardia a través de una lírica innovadora en lo compositivo, lo conceptual y la misma esencia endiablada del conjunto, debutante en los teatros pero con un esplendoroso futuro por delante.
Jean Martin du Bruit




















LOOPOESÍA ES UNA PESADILLA SENSORIAL HECHA REALIDAD



Gracias por la buena disposición Jordi!




Paula Anta

No hay comentarios.:

Tres Arroyos en blanco y negro

UTILIZA TODOS...

Mas referencias y contactos... Bienvenidos!

Gadget

Este contenido todavía no está disponible para mostrarse a través de conexiones encriptadas.