15.6.10

FRIDA íntima: Desde México a Tres Arroyos

*Un afecto incondicional unió a las hermanas Frida y Cristina

*De gran interés el capítulo dedicado a la estancia de Frida en NY

*Sintió la pintora gran devoción por sus sobrinos



La presentación de "Frida Kahlo, el círculo de los afectos", de Luis-Martín Lozano en el Museo de la Ciudad de México, significó prácticamente la culminación de las actividades en torno al Primer Centenario de la pintora, en diciembre de 2007. Como invitadas especiales asistieron la sobrina nieta de la artista, Mara Romeo Kahlo, y su hija, la licenciada Mara de Anda Romeo. Ante un heterogéneo y atento público, los ponentes comentaron las aportaciones de la obra, así como la época en que vivió y trabajó Frida Kahlo. El libro ofrece documentos hasta ahora inéditos e imágenes que habían permanecido en los álbumes familiares.La doctora Del Conde, académica del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM y exdirectora del Museo de Arte Moderno, comentó que Frida Kahlo, formada en el credo católico, como lo muestra su foto de la primera comunión, transformó más tarde esas creencias religiosas en su adhesión al Partido Comunista, lo que se relacionaba con la militancia de Diego Rivera. Sin embargo, en la opinión de la estudiosa, Frida Kahlo tenía más bien una mentalidad proclive al anarquismo."Muy buen título el del capítulo cuarto: 'Las noches y los días en un hospital de Nueva York'. Además del título, todo ese recuento nos da un retrato de Cristina Kahlo (...) el amor de Cristina por su hermana fue inconmensurable. Y Cristina fue quien la atendió por el resto de su existencia, tanto es así que Cristina sufrió una crisis nerviosa, tuvieron que atenderla clínicamente cuando Frida fue llevada al crematorio", comentó Del Conde. La estudiosa consideró que el vínculo más fuerte de Frida Kahlo fue el que estableció con su hermana menor, a quien no le llevaba ni siquiera un año: "Son como las dos caras de Jano. Tienen una vinculación absoluta y total a lo largo de su existencia, a pesar de todos los pesares". Asimismo, recordó el amor de Frida por sus sobrinos, que fueron como sus hijos: "Se volvieron una razón principalísima de existencia, tanto Isolda como Antonio. Cuando nace la nieta, Frida vive el gozo inconmensurable de saberse, si no una abuela, sí una tía abuela". Teresa del Conde comentó la imagen fotográfica de Isolda P. Kahlo; dijo que se trataba de una mujer bellísima y que le daba gusto a la tía secundándola en cuanto al atuendo, porque también se vistió de campirana.Antonio Saborit, investigador de la Dirección de Estudios Históricos del Instituto Nacional de Antropología e Historia, coincidió con Teresa del Conde respecto al capítulo dedicado a la estancia de la artista en el hospital en 1946. Afirmó que era el episodio más lleno de sorpresas.En lo que toca a las fotografías que por primera vez se ponen al alcance del público, aseveró: "Mi foto favorita es una de Cristina y Frida, una foto que cabría leer y leer, habría que ensayar lecturas sobre esta fotografía". Se trata de una imagen a colores, donde aparecen las hermanas en actitud afectuosa. Saborit felicitó a Lozano: "Creo que el ensayo biográfico de Luis-Martín ofrece puntos interesantes", dijo Saborit, quien consideró que los detalles aparentemente nimios o minúsculos, suelen ofrecer una información de gran peso para la comprensión del personaje. Agregó: "El libro es un logrado matrimonio entre la obra de divulgación -que no se dirige a los especialistas solamente, sino también a los lectores inteligentes- y el estudio que se adentra en la discusión y en la precisión de ciertos puntos que Luis-Martín consideró relevantes"."Luis sabía que lo valioso de esta empresa estaba en ceñirse a lo que esta fuente familiar le decía sobre la vida pública y la vida privada de un personaje que creemos conocer", añadió el investigador, quien afirmó que el trabajo de Lozano constituye una interesante provocación para quienes estudian la vida y la obra de la pintora nacida en Coyoacán hace cien años. En la intervención final, Luis-Martín Lozano evocó a Isolda P. Kahlo, la sobrina por quien Frida sintió siempre un intenso afecto: "Me imagino que se pasó muchos años guardando estos documentos, cuidándolos, preocupada respecto a cuál sería su futuro, si se perderían, si llegarían a conocerse algunas verdades que están en estos papeles. Y aunque ella, lamentablemente, no está con nosotros, este libro está dedicado a ella y está dedicado al enorme voto de confianza que la familia me ha dispensado".







En homenaje a Frida Kahlo, su sobrina Isolda Pinedo Kahlo, hija de Antonio Pineda y de Cristina, la hermana de Frida, publica el libro "Frida íntima", con un tiraje inicial de 50 mil ejemplares y cuyo lanzamiento ocurrió el 14 de julio de 2004, un día después de que se cumplan 50 años del fallecimiento de uno de los mitos mayores de la historia del arte. A cinco décadas de su muerte, Frida Kahlo se ha convertido en un producto "exótico" de mercadotecnia y en una especie de "Barbie del tercer mundo", señalaron los presentadores del libro "Frida íntima", editado por los sellos Dipon de Colombia y Gato Azul de Argentina. La presentación de la obra "Frida íntima", se hizo en la capital mexicana de forma simultánea con otras ciudades de Latinoamérica y estuvo salpicada por comentarios irónicos, canciones populares e interrogantes sobre la muerte de la pintora. Las encargadas de comentar la obra fueron la actrices Jesusa Rodríguez y Ofelia Medina, la escritora Elena Poniatowska y el pintor Arturo Estrada. Según los presentadores, Isolda P. Kahlo quiere dar a conocer en el libro la vida cotidiana y más íntima de la pintora, y entre sus páginas se hace referencia al misterio que envuelve su muerte, en el sentido de que pudo ser ayudada a morir por su pareja, el pintor mexicano Diego Rivera. "Frida íntima" consta de siete capítulos (Niñez y primeros recuerdos; Los orígenes de Frida; Mi madre Cristina; Mi tía Frida; Mi tío Diego; Los Fridos en el Cincuentenario Luctuoso de la Maestra Frida Kahlo; La partida), dos cartas iniciales, un árbol genealógico, una galería de fotos y documentos, cronología y bibliografía. Está impreso en tono sepia con un diseño formidable, pleno de detalles tipográficos y recursos de formación, viñetas, espacios en blanco, equilibrio visual y generoso al tacto. Un libro bello.

Y... Ambos llegaron a la Cacuri gracias al contacto con la hija de la sobrina nieta de Frida, Mara de Anda.
¡NO PIERDAS LA OCASIÓN DE ENCONTRARTE CON ÉSTA FACETA ÍNTIMA DE LA GRAN ARTISTA!

No hay comentarios.:

Tres Arroyos en blanco y negro

UTILIZA TODOS...

Mas referencias y contactos... Bienvenidos!

Gadget

Este contenido todavía no está disponible para mostrarse a través de conexiones encriptadas.