8.3.12

La novelas en serie: De trilogías y demás...

¡Sospechaba que no era un buen libro pero caí! ¿Por qué? ¡Porque estaba siguiendo la serie! ¡Cuántas veces decimos esto! ¡Cuántas veces caemos en esa necesidad compulsiva de seguir una saga “para saber cómo sigue”, aunque todos los libros sean independientes! Sí, resulta incomprensible pero tiene una explicación. ¡Es el síndrome adictivo de las series! Sí, es una patología muy común, aunque no figura en el DSM-IV (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales). Sin embargo dentro de poco seguramente aparecerá allí.

El síndrome adictivo de las series es lo que produce esa extraña adicción por algunas series. Tenemos una necesidad adictiva de completar la lectura de todos los libros de una serie.

¿Cómo se cae en la adicción a una serie? Algunas veces el cuadro se manifiesta luego de que se despierta interés por un autor. A veces los libros de una serie pueden ser poco destacables pero, por simpatía hacia un autor, continuamos leyéndolos.
Sin embargo esta patología generalmente surge a partir de un muy buen primer libro de una serie que provoca que se quiera conocer el resto de las historias, a pesar de que en muchas oportunidades cada libro es independiente y con un cierre propio.

La adicción se hace especialmente evidente cuando los malos libros se suceden y seguimos leyéndolos. Incluso en los cuadros adictivos más graves hay verdadera desesperación por conseguir esos libros en las librerías, a pesar de que se sospecha que no son buenos.

Algunas personas tienen conciencia del problema cuando ven que no pueden dejar de leer libros de una serie que no vale la pena. Estos cuadros son los que tienen mejor pronóstico. Sin embargo, reconocer el problema no implica cambiar. Muchas veces los lectores tienen claro que las cosas no están bien pero no pueden modificar la actitud.

Los autores y las editoriales tienen muy claro la existencia del síndrome adictivo de las series y especulan con esto. Es la única explicación posible para la creación de largas series interminables en las que narran las historias de todos los personajes que encuentran y, cuando se les terminan las opciones, continúan con la historia del perro, el gato, el canario, etc.

¿Cuál es el tratamiento? Ampliar las lecturas y encontrar nuevas adicciones que sí valgan la pena. Por ejemplo, yo soy adicta a las novelas de Nora Roberts y Susan Elizabeth Phillips, pero esto no me trae problemas porque la mayoría de ellas han sido muy buenas.


Algunas de las series que me provocaron este trastorno, a pesar de que algunos libros me resultaron mediocres, son la Serie Hathaways de Lisa Kleypas, laSerie Cynster de Stephanie Laurens, la Serie Argeneaude Lynsay Sands y muchos más…

Dentro de la adicción por series que sí me gustaronpuedo nombrar la Serie Chicago Stars deSusan Elizabeth Phillips, la Serie Travis de Lisa Kleypas, la Serie de la Bahía Chesapeake de Nora Roberts, la Serie de la Familia Walsh de Marian Keyes, etc.



No hay comentarios.:

Tres Arroyos en blanco y negro

UTILIZA TODOS...

Mas referencias y contactos... Bienvenidos!

Gadget

Este contenido todavía no está disponible para mostrarse a través de conexiones encriptadas.